Champions: Avanzaron Barcelona y el PSG

12-03-2014

-

Lionel Messi marcó un gol el miércoles para poner fin a los sueños del Manchester City y dar a un opaco Barcelona una victoria 2-1 y el pase a los cuartos de final de la Liga de Campeones del fútbol europeo.
El Barca, que se impuso con un marcador agregado de 4-1 en la serie, tuvo un partido flojo pero dio un nuevo paso en su intento de levantar el trofeo que conquistó en 2009 y 2011.
Messi abrió el marcador a los 67 minutos tras un error de Joleon Lescott, y las cosas se pusieron peores para el City cuando el también argentino Pablo Zabaleta fue expulsado por una airada protesta al árbitro a los 78.
El visitante logró el empate transitorio a los 89 minutos por intermedio de Vincent Kompany, pero Dani Alves le dio la victoria al local a los 91 tras una tremenda jugada individual de Andrés Iniesta.
En el otro partido del día, el Paris Saint Germain le ganó 2-1 al Bayer Leverkusen en París y cumplió con el trámite de cerrar la serie con un marcador agregado de 6-1.
El conjunto francés se impuso con goles del brasileño Marquinhos y el argentino Ezequiel Lavezzi a los 13 y 53 minutos, respectivamente.
Sidney Sam había abierto el marcador a los 6 para el visitante, que desperdició un penal en el primer tiempo y terminó con 10 jugadores por la expulsión de Emre Can a los 68. (Reporte adicional de Julien Pretot en París. Editado en español por Javier Leira)

Barcelona olvida su mal momento

El Barcelona anestesió hoy su mal momento y se clasificó para los cuartos de final de la Liga de Campeones al ganar 2-1 ante el Manchester City en un partido aclarado con un gol y destacada actuación de Lionel Messi.
A pesar del triunfo 2-0 en campo inglés en la ida, el conjunto español acudía a la cita con angustia por sus últimas actuaciones.
Sin embargo, Messi se encargó de ahuyentar los fantasmas del Camp Nou con un gol en la segunda parte. Con la serie ya resuelta, Kompany igualó para el City sobre el final y Dani Alves dio el triunfo al Barcelona en el descuento.
El City ofreció una propuesta muy diferente a la mostrada en la ida. Primero, porque jugó con cinco centrocampistas y un solo punta, Sergio Agüero; y segundo, porque enseñó un perfil más ambicioso, como obligaba el resultado adverso que tenía. Mientras, el Barcelona actuó de inicio con cuatro volantes y dejó en el banquillo a Alexis Sánchez, fijando a Neymar y Messi en la punta.
Los primeros minutos fueron para el City, amparado en su superioridad en la medular. Pero le faltaron dos cosas para crear peligro: precisión en los pases y llegada al área con varios jugadores. Agüero fue un náufrago en la primera mitad y apenas entró en contacto con el balón.
Tras las dudas iniciales, el Barcelona se hizo con el mando del encuentro durante un buen tramo. Principalmente porque elevó muy arriba la línea de presión y todos sus futbolistas se implicaron en defender y atacar. Y también se vio pronto que Messi quería sumir un rol protagónico.
Las ocasiones llegaron en el tramo final de la primera parte. Neymar tuvo dos y la primera la sacó el arquero John Hart, mientras la segunda la despejó Fernandinho debajo de los palos. El brasileño no disimuló que atraviesa una crisis de confianza y cuando fue sustituido en la segunda parte escuchó algunos silbidos.
El primer disparo entre palos del City no llegó hasta los 41 minutos, tras una precioso pase de David Silva a Nasri. El francés, con todo a favor, disparó justo donde estaba situado Víctor Valdés, el arquero local. Fue una primera parte muy intensa, pero sin demasiadas ocasiones. Con todo, el Barcelona seguía teniendo muy favorable la eliminatoria ante un City que necesitaba algo más que intentar equilibrar la posesión de balón.
La segunda mitad comenzó con la sustitución de Agüero, con una lesión muscular, y una gran ocasión de su amigo Messi, quien aprovechó uno de los muchos errores de Lescott para disparar y estrellar el balón en un palo. Pero esa ocasión local fue un espejismo, porque entonces el City pasó a dominar. El Barcelona se replegó mucho y su rival comenzó a acumular llegadas. Así, Valdés realizó un gran vuelo a remate de Dzeko y después Zabaleta perdonó en un sencillo remate. El Camp Nou vivía con enorme tensión esos minutos. Pero acudió al rescate Messi, el mejor del partido. Cesc Fábregas filtró un pase, Lescott fue un agujero en el medio y apareció el argentino dentro del área para marcar con su facilidad habitual ante la salida de Hart. Ahí acabó el partido y la eliminatoria.
El City bajó los brazos y el Barcelona liberó sus tensiones para pasar a controlar el duelo con el ritmo que más le convenía. El City marcó a dos minutos del final con un gol de Kompany y Dani Alves le dio el triunfo al Barcelona en el descuento tras una gran jugada de Andrés Iniesta. Así, sin demasiada brillantez y con ciertas dudas resueltas por Messi, se clasificó el Barcelona para los cuartos de final, un logro que le ayudará a intentar recuperar la autoestima tras días de críticas.
Mientras, el City se despidió sin dejar huella en la primera aparición en octavos de la Liga de Campeones en toda su historia. Lo vio su técnico, el sancionado Manuel Pellegrini, desde el palco.