Battaglia no ve el bosque

15 MAY 2022

El director técnico de Boca Juniors, Sebastián Battaglia, aseveró que a su club "hay que respetarlo siempre" por lo que representa y pese a que reconoció que "el equipo no jugó bien", consideró que fueron "justos ganadores" sobre Racing, 6-5 en los penales tras igualar 0-0, para pasar a la final de la Copa de la LPF.

"Hay muchas cosas por mejorar, pero lo importante es que estamos en una nueva final, porque Boca es Boca y hay que respetarlo siempre", resaltó Battaglia en la conferencia de prensa brindada esta noche en el estadio de Lanús.

"Pese a que el equipo por momentos no jugó bien y es verdad que no creamos situaciones de gol en el partido, creo que fuimos justos ganadores", estimó el entrenador.

En la amplitud de su análisis, quien se inició en la actividad como ayudante de campo de Julio Falcioni, en Banfield, indicó que sus dirigidos "no pudieron tener la pelota en el primer tiempo, cuando ellos tuvieron algunas ocasiones de gol", a la vez que entendió que en el complemento "mejoraron".

Consultado sobre si el próximo compromiso de la Copa Libertadores, con Corinthians -puntero del grupo E con 7 unidades, una más que el Xeneize- el próximo martes en la Bombonera, podría afectar en algo a la final del torneo local, destacó que "esto es Boca y hay que tratar de ganar todo".

"Ahora se viene un partido importante con Corinthians, pero también la final de la Copa (de la LPF) es importante para nosotros porque esto es Boca y hay que tratar de ganar todo", subrayó.

En referencia a la delicada situación personal por la que atraviesa el delantero colombiano Sebastián Villa, el DT indicó que no opinaba sobre el tema, pero sí explicó por qué fue titular esta tarde: "Hablé con Sebastián en lo previo, lo vi bien para jugar y él sintió el apoyo de sus compañeros, por eso decidí que jugara", concluyó.

En tanto, el zaguero Carlos Izquierdoz, que ingresó en el segundo tiempo, en la zona mixta cuando iba al encuentro de la prensa se cruzó con el vicepresidente de Boca Juan Román Riquelme, que iba hacia el vestuario a felicitar al plantel, momento en que se estrecharon en un fuerte abrazo.

"Seguimos adelante por más que digan cualquier cosa del nivel de juego. Sé que hoy no jugamos bien pero lo importante era pasar y así se llegó a una nueva final", alegó el defensor. (Télam)