Bielsa podría volver a dirigir en España

15 JUNIO 2022
Marcelo Bielsa

Cada vez que el nombre de Marcelo Bilesa suena en un equipo, los amantes del buen fútbol elevan su atención para seguir de cerca al club en el que expondrá sus ideas el Loco. Es que en las últimas horas, el rosarino se instaló en la prensa europea, debido a que surgieron nuevas posibilidades sobre su regreso al Athletic de Bilbao, ya que el ex DT del seleccionado de Argentina y Chile es el principal apuntado por el candidato a presidente de la institución vasca Iñaki Arechabaleta.

Según publicó el periódico deportivo español Marca, Bielsa, quien estuvo en el conjunto albirrojo entre 2011 y 2013, ya dio su aprobación y hasta participará en la presentación del plan deportivo del candidato a través de una videoconferencia. El silencio que los aspirantes a la presidencia del Athletic de Bilbao guardaban respecto del futuro entrenador del plantel se rompió con el mayor de los estruendos y el primer golpe de efecto lo dio Arechabaleta, quien busca la presidencia en una pugna con Ricardo Barkala y Jon Urianrte, que se dirimirá en el acto eleccionario del próximo 24 de junio.

El Loco regresaría 10 temporadas después al conjunto al que clasificó a las finales de UEFA Europa League y Copa del Rey en 2012 y lo haría con todo su cuerpo técnico, por lo que regresaría con un grupo de trabajo que conoce de sobra el club vasco.

Luego de haberse marchado del norte de España en 2013, el experimentado estratega trabajó en el Olympique de Marsella francés en 2014. Luego de una temporada presentó su dimisión asegurando que había diferencias con la dirección deportiva y posteriormente llegó a la Lazio italiana, renunciando apenas dos días después de su contratación.

En 2017 volvió a la Ligue 1 para dirigir al Lille, aunque su experiencia no fue del todo fructífera, y en junio de 2018 firmó por Leeds, club al que devolvió a la Premier League y del que fue despedido por lo malos resultados a mitad de la temporada pasada.

Desplazado por la entidad blanca, Bielsa también fue víctima de rechazo en su propio país debido a la frustrante participación que vivió con la Argentina durante la Copa del Mundo que organizaron en conjunto Corea del Sur y Japón en 2002. Salvo los fanáticos de Newell’s, Vélez y una singular grey no necesariamente identificada con tales clubes, el Loco configura un caso único en la historia del fútbol.

El rosarino no cuenta con el currículum cargado de títulos como otros entrenadores de jerarquía, pero sí puede ufanarse -cosa que su proverbial humildad inhibiría- de ser uno de los más respetados y de mayor prestigio contante y sonante. “Nadie es profeta en su tierra”, reza la frase popular y salvo en Rosario y varias ciudades de la Argentina, el refrán le sienta a la perfección. Incluso en la ciudad que se divide entre leprosos y canallas, el amor y el odio se instalan cuando se menciona su nombre.

Sin dudas, algo bueno extraordinario debe de haber sembrado Bielsa para que se lo reconozca con gran afecto en Chile, Bilbao, Marsella y Yorkshire. Por lo tanto, en el País Vasco se entusiasman con su regreso. Todo dependerá del resultado de los próximos comicios.