Davis: Pella abre la serie ante Przysiezny

03/03/16. A las 10,30 en Polonia.
El equipo argentino que pondrá en marcha una nueva ilusión.

El tenista bahiense Guido Pella será el encargado de abrir mañana ante Michal Przysiezny, la serie entre Polonia -debutante en el Grupo Mundial- y Argentina por la primera ronda de la Copa Davis 2016, en la polémica superficie de Gdansk, pero con pronóstico favorable para los albicelestes.
El partido se iniciará a las 10:30 (hora argentina) en el estadio Ergo Arena, que para la ocasión tendrá una capacidad de 10.635 espectadores y una superficie dura acrílica y bajo techo.
Pella, 42 del ránking mundial y segunda raqueta albiceleste, es uno de los argentinos de mejor actualidad, luego de haber alcanzado la final del ATP 500 de Río de Janeiro hace un par de semanas atrás, aunque sobre polvo de ladrillo.
Przysiezny, por su parte, había sido marginado inicialmente de la convocatoria por una supuesta lesión en la espalda y reemplazado por el juvenil Kamil Majchrzak, pero fue citado en lugar de Jerzy Janowicz (96°), la principal raqueta del equipo polaco, que finalmente se perderá la serie por una lesión en la rodilla derecha.

Berlocq y Olivo, al dobles.
.
La serie continuará el sábado a las 9.00 (hora argentina), cuando se dispute en el encuentro de dobles, para el que el capitán albiceleste, Daniel Orsanic, nominó al experimentado Carlos Berlocq y el debutante Renzo Olivo, que en principio jugarían contra Lukasz Kubot y Marcin Matkowski.
Kubot (613), de 33 años, es un jugador de experiencia y muy buen doblista, habitualmente en pareja con Matkowski (17 en el ranking de dobles).
Igualmente, tanto Orsanic como el capitán polaco Radoslaw Szymanic, podrán hacer modificaciones en las parejas hasta una hora antes del inicio del encuentro.
Por último, el próximo domingo la actividad comenzará a partir de las 8.00 (hora argentina), cuando se inviertan los duelos de singles y Mayer enfrente a Przysiezny, antes que Pella se mida ante Hurkacz.
El ganador de la eliminatoria jugará en cuartos de final ante el vencedor de la serie que Italia y Suiza disputarán en Pesaro, mientras que el perdedor deberá esperar el repechaje de septiembre, donde buscará mantener su lugar en el Grupo Mundial de la competición.