Fútbol

Incertidumbre en Sarmiento, Besga continúa al frente

Javier Besga desistió de renunciar como presidente de Sarmiento. Convocó a una reunión para anunciar su retiro del club, luego no asistió y avisó por medio de un empleado que seguía al frente.

Horas de incertidumbre total son las que se viven en Sarmiento desde el plano institucional. Esto se desprende de la propia actitud del presidente a cargo Javier Besga, que convocó a una reunión de Comisión Directiva, luego avisó por el grupo de whatsapp de los dirigentes que renunciaba a su cargo por “problemas personales”, pero finalmente no sólo que no asistió a la reunión con sus pares de CD sino que mandó a decir por medio de un empleado del club que no iba a renunciar y que continuaba en su cargo.

Besga convocó a una reunión de CD el jueves pasado para este lunes a las 19. Luego el viernes por medio de whatsapp en el grupo de dirigentes presentó la renuncia al cargo aduciendo motivos personales, renuncia que la iba a hacer formal en la reunión habitual de los lunes, para la cual llegó expresamente desde Buenos Aires donde permanecía desde hace unos días. Pero, a pesar de estar en Resistencia, no solo que no concurrió a la reunión sino que mandó a decir por medio de un empleado de la institución que no iba a renunciar y que había “Besga para rato”, de acuerdo a las propias palabras que expresó este vocero.

Actitudes y acciones poco coherentes son las que demuestra Besga, en un momento crucial de la vida institucional y deportiva del club. Sarmiento debe lidiar en esta temporada con un presupuesto menor al que recibía años anteriores y sin los beneficios que tenía al ser Jorge Capitanich el presidente del club y gobernador de la provincia.

En un momento donde debe primar la unidad para resolver los temas económicos del club, Besga tiene estas actitudes de “nene caprichoso”, como lo manifestaron varios de los dirigentes que lo acompañan en la CD. Así está el panorama en Sarmiento, por ahora sigue Besga al frente, pero cada vez con menos adherentes entre sus pares a quienes ni siquiera ya les atiende el teléfono.

Fuente: Entretiempo

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba